Cómo hacer un contrato compraventa mercantil

Un contrato de compraventa mercantil es un acuerdo realizado entre las partes con un fin de lucro. En principio podemos decir que aunque pueda aparentar tener la misma estructura básica de cualquier contrato mercantil, en el contrato de compraventa mercantil se atiende con gran relevancia a la finalidad perseguida de incrementar el patrimonio del comprador a través de la reventa. Es decir, aunque este compre una cosa, su acción consecuente será siempre revenderlo. Veremos más adelante sobre la importancia de la intención del sujeto comprador.

Por supuesto, tras la firma del contrato compraventa mercantil se generarán los beneficios generales a las partes con el respectivo cumplimiento de la prestación.

abogade_contrato_de_compraventa_dinero

Regulación

Se encuentra estipulado el contrato de compraventa mercantil en el artículo 325 del Código de Comercio, donde expresa el ya mencionado objeto (fin) del mismo, la reventa.

En el artículo 326 se encuentran las exclusiones a este tipo de contrato. Las mencionamos ahora según el código y explicaremos más adelante.

  1. a) A las compras de efectos destinados al consumo del comprador o de la persona por cuyo encargo se adquirieren.
  2. b) A las ventas que hicieren los agricultores y ganaderos de sus productos y ganados.
  3. c) Las ventas que hicieren en sus talleres los artesanos de los objetos construidos o fabricados por ellos.
  4. d) La reventa que haga cualquiera no comerciante de los efectos que hubiese adquirido para su consumo.

Requisitos

  1. Fin de Lucro por Reventa. Existe necesariamente la intención de revender la cosa adquirida, con la finalidad de lucrarse.
  2. El comprador debe tratarse de un profesional comerciante, alguien que se dedique a la reventa por fines de lucro. Esta intención debe ser conocida por el vendedor. Esto está estipulado en el artículo 325 como doble requisito subjetivo (intencional) del comprador.
  1. Se contrata sobre bienes muebles.

Exclusiones del contrato compraventa mercantil

  1. Las ventas de fabricantes o empresarios agrícolas no se consideran incluidas para un contrato de compraventa mercantil. Esta consideración es de carácter excepcional, y está afirmado en el artículo 336 del Código de Comercio.

Realmente se presta para algunas polémicas, pero te aclaramos con base a algunas posturas.

Por ejemplo, según un argumento se justifica que se ha excluido porque los agricultores, en principio, no tienen la intención de lucrarse, sino de mantenerse.

Sin embargo, se considera mercantil siempre y cuando se suponga la intención de capitalizar del comprador por parte del vendedor.

  1. Las ventas realizadas para consumidores finales. No importa si la compra ha sido realizada por un fabricante agricultor o un comerciante. Aplica para los fabricantes y para los revendedores intermediarios.

Sin embargo, existe una postura que discute la posibilidad de considerar mercantil la compraventa para uso industrial. Esto por considerarla una inversión con fines últimos de enriquecimiento (capital).

  1. No se incluyen las ventas de inmuebles. Se acude al Código Civil en estos casos.

Diferencias del contrato compraventa mercantil y el civil

1ª.-  Se regulan en Códigos distintos:

Contrato de compraventa civil:

En el Código Civil se encuentra regulado en el artículo 1445, donde reza lo siguiente: “Por el contrato de compra y venta uno de los contratantes se obliga a entregar una cosa determinada y el otro a pagar por ella un precio cierto, en dinero o signo que lo represente.”

Contrato de compraventa mercantil:

El contrato de compraventa mercantil se encuentra regulado en el Código de Comercio; así el art. 325 dispone: ” Será mercantil la compraventa de cosas muebles para revenderlas, bien en la misma forma que se compraron, o bien en otra diferente, con ánimo de lucrarse en la reventa.”

2ª.-  Según el propio artículo, el contrato compraventa mercantil se realiza sobre cosas muebles. Por ello, como hemos indicado arriba, quedan excluidos los inmuebles.

3ª.-  La principal diferencia del contrato compraventa de naturaleza mercantil y la compraventa civil es la intencionalidad del comprador. No siendo otra que la de revender aquella cosa que compra. Esta intención incluye tal reventa tenga finalidad de enriquecimiento. Además, algunos consideran necesaria la profesionalidad del comprador.

Prescripción

Según la Sentencia del Tribunal Supremo de 13 de mayo de 2015 se distingue la reclamación de la Compraventa Civil y la Compraventa Mercantil en dos órdenes de acciones:

  1. Por los defectos de la cosa vendida.

Esto se encuentra regulado en los artículos 342 del Código de Comercio y 1486 y siguientes del Código Civil.

  • En el Código Civil la prescripción es de seis (6) meses siguientes a la entrega de la cosa. Según el artículo 1490.

“Las acciones que emanan de lo dispuesto en los cinco artículos precedentes se extinguirán a los seis meses, contados desde la entrega de la cosa vendida.”

  • En el Código de Comercio la prescripción es de treinta (30) días siguientes a la entrega. Según el artículo 342 del Código de Comercio.

“El comprador que no haya hecho reclamación alguna fundada en los vicios internos de la cosa vendida, dentro de los treinta días siguientes a su entrega, perderá toda acción y derecho a repetir por esta causa contra el vendedor.”

  1. Por el vendedor del precio de la cosa:

  • De tres años, según el artículo 1967.4º Código Civil se prescriben las siguientes obligaciones:

1-La de abonar a los posaderos la comida y habitación, 

2- Abonar a los mercaderes el precio de los géneros vendidos a otros que no lo sean, o que siéndolo se dediquen a distinto tráfico.”

  • De quince años, según el art. 943 del Código de Comercio, pero remitido del artículo 1964 del Código Civil. Sin embargo, se hizo una reforma en octubre de 2015 que redujo este tiempo de quince a cinco años. Claramente el efecto de esta reforma valdrá sobre las acciones posteriores a la fecha de reforma.

Según el artículo 943 Código Comercio“Las acciones que en virtud de este Código no tengan un plazo determinado para deducirse en juicio se regirán por las disposiciones del derecho común.”

Otros lapsos importantes de la prescripción (Art.1968)

  • La acción hipotecaria prescribe a los veinte años.
  • Las acciones personales sin término especial de prescripción:

Antes de la reforma prescribían a los quince años. Ahora se extingue la posibilidad de accionar a los cinco años.

La Reforma

Siendo la primera actualización del régimen de prescripción del Código Civil Español desde 1889. Entra en vigencia el 7 de octubre del año 2015.

Su finalidad consiste en equilibrar los intereses del acreedor en conservación de la pretensión y su necesidad de asegurar un plazo máximo que sea razonable.