Delito continuado en el Código Penal Español

Delito continuado, es como se denomina a un conjunto de actos delictivos realizados por una persona integrándose entre sí. Para considerarlos integrados, es necesario que se cumplan algunas condiciones que permitan relacionarlas como un solo delito.

Tales condiciones se analizan con respecto a la naturaleza del delito en cuanto a identidad y semejanza de los mismos. Además, como es obvio, que intervenga un sujeto imputable en un tiempo-espacio relativos entre sí.

La importancia de la aplicación de este delito es la adecuación más justa de la penas, por resultar imposible la suma aritmética de todas ellas.

En este artículo veremos cómo se da lugar a un delito continuado, cómo se califica y las consecuencias de su realización según el Código Penal Español.

Regulación

El delito continuado se rige en el artículo 74 del Código Penal. Es una estipulación aplicable cuando resulte imposible acumular las penas de todos los delitos cometidos, por suma de ellos. (El Sistema de acumulación aritmética está regulado en el art. 73 C.P.).

El artículo74.1 C. P, expresa la definición. Señalaremos los elementos del delito continuado, que posteriormente explicaremos mejor:

  1. “Quien en ejecución de un plan preconcebido o aprovechando idéntica ocasión, realice una pluralidad de acciones u omisiones” (Propósito criminal único o dolo unitario y pluralidad de hechos)
  2. Que ofendan a uno o varios sujetos (Lesión de un bien jurídico tutelado, afectando a uno o más sujetos pasivos).
  3. Infrinjan el mismo precepto penal o preceptos de igual o semejante naturaleza (Conducta antijurídica, es decir, violación de normas idénticas o similares)
  4. Será castigado como autor de un delito o falta continuados con la pena señalada para la infracción más grave (Penalización unitaria)

Se impondrá en su mitad superior, pudiendo llegar hasta la mitad inferior de la pena superior en grado. (Descripción del cálculo concreto de la pena)

En el resto del artículo 74 se señalan cuáles serán las penas dependiendo la naturaleza del delito y si resulta o no aplicable el delito continuado.

El 74.2, por ejemplo, resaltan las penas aplicables en caso de infracciones contra el patrimonio:

“La pena superior en uno o dos grados, en la extensión que estime conveniente…”

EL 74.3. Señala como excepciones “las ofensas a bienes eminentemente personales, salvo las constitutivas de infracciones contra el honor y la libertad e indemnidad sexuales que afecten al mismo sujeto pasivo.

En estos casos, se atenderá a la naturaleza del hecho y del precepto infringido para aplicar o no la continuidad delictiva”.

Abogade_delito_continuado_regulación

¿Cómo surge el delito continuado?

Según la doctrina, un delito continuado se constituye cuando confluyen las siguientes características:

  1. Homogeneidad jurídica
  2. Unidad del propósito criminal
  3. Pluralidad de Acciones

 

La homogeneidad jurídica se refiere a que los delitos cometidos, deben ser iguales o de naturaleza semejante.

Por ejemplo: Un sujeto toma hurtadas las farolas de su vecino, que queda a dos casas. Luego, hace lo mismo con 4 vecinos más, cometiendo el mismo delito de hurto.

Más tarde, cuando iba a hacerlo por sexta vez, se encontró con el dueño de la casa, al cual roba las farolas y un gnomo de patio, por la fuerza.

Vemos que si bien los primeros actos fueron delitos de hurto, el último es un robo. Jurídicamente tienen la distinción del uso de la fuerza, pero su naturaleza es clara: un daño al patrimonio ajeno.

Abogade_delito_continuado_hurto

Unidad del propósito criminal: este elemento viene dado por la finalidad que tiene el actor al cometer los crímenes. Deben estar alineados entre sí al mismo objetivo. Por ejemplo: Alguien roba un coche y lo emplea para asaltar personas.

 

Pluralidad de acciones: El “delito continuado” comienza con un acto delictivo, progresivamente ejecutando otros, actos empleándose de diversas conductas tipificadas. Además, estas se realizan en un espacio y tiempo determinados que les enlaza.

Criterios de definición jurisprudencial

  1. Es una pluralidad de acciones que suponen una pluralidad de delitos.
  2. Los delitos son concurrentes en una serie de circunstancias, constituyendo “una sola acción punible”.
  3. Es resultado de la voluntad única del autor, quien actúa con un “dolo unitario, no renovado” en cada acción delictiva.

Todo ello de acuerdo a la Sentencia del Tribunal Supremo 623/2006, de 1 de junio.

Finalidad

Básicamente, con el delito continuado se quiere alcanzar la justa y posible retribución que merece quien ha cometido actos delictivos. Por muchos diversos que sean los delitos, en algunos casos resulta absurdo aplicar las penas de todos ellos.

Por esto mismo, se busca un equilibrio y proporcionalidad a través de la integración de los delitos cometidos, aplicando una pena adecuada y posible. De forma que el resultado de la pena no sea en modo alguna exagerada y de absurdo cumplimiento.

Abogade_delito_continuado_finalidad

Teorías de aplicación del delito continuado

  • Teoría Objetiva: Se centra en los actos delictivos. Que sean iguales o semejantes entre sí, afectando el mismo “objeto jurídico tutelado”
  • Teoría Subjetiva: Analiza la voluntad del autor de realizar los actos. La motivación que unifica la realización de los delitos como un conjunto integrado, un proyecto criminal.
  • Teoría Mixta: Defiende la necesidad de observar ambos aspectos, objetivo y subjetivo, visualizando la conexidad de los actos realizados. Analiza la llamada “dinámica delictiva”.

Requisitos de calificación del delito continuado

Si bien anteriormente hemos mencionado arriba los esenciales, expondremos según la jurisprudencia cuales son los desarrollados un poco más detalladamente.

Según Sentencias del Tribunal Supremo 367/2006, de 22 de marzo y 523 y 1253 de 2004:

Debe tratarse del mismo sujeto activo quien realiza el delito continuado.

  1. Debe existir una pluralidad de hechos diferenciados que no se resuelvan por Tribunales separados. (Deben someterse al mismo Tribunal).
  2.  Resalta la homogeneidad del “modus operandi”. El actor hace empleo de métodos, técnicas e instrumentos similares valiéndose de ellos en cada acto.
  3.  Se identifica la concurrencia de un dolo unitario. Un único propósito criminal, identificable en todos los delitos como partes de un todo. Es la existencia de resolución que tiene el autor de alcanzar un proyecto.

Si bien puede tener objetivos específicos, se destaca el general que los une y complementa.

  1. Las coordenadas espacio-tiempo en que se realizan los delitos son similares, cercanas, relativas.
  2. Identidad o semejanza en la transgresión de la norma. Los actos responden a una misma tipificación o son semejantes, lesionando el mismo bien jurídico.

Flexibilidad de la Jurisprudencia

Los requisitos antes descritos, han sido flexibilizados por el Tribunal Supremo de la siguiente manera:

Lo fundamental para la calificación del delito continuado es la existencia de identidad de objeto material y medios delictivos.

Así, las condiciones circunstanciales derivadas de ello, quedan en un plano de menor relevancia.

Resalta la importancia de interpretar las concurrencias de delitos a miras de favorecimiento del acusado.  (Aplicación del Principio “in dubio pro reo”).

 

Abogade_soborno

Consecuencias

Cuando se califica un conjunto de hechos como delito continuado, incide en distintos órdenes:

El Orden sustantivo:

Sólo resulta aplicable en los delitos dolosos, es decir, voluntarios no “culposos”.

Se incluyen también las infracciones aunque varíen su grado de consumación. Por ejemplo, se haya producido dos actos de hurto, uno consumado y otro no.

Orden punitivo:

El conjunto de actos resultan en una consecuencia penal unitaria: la pena del delito continuado.

¿Cuál pena? Es la correspondiente a la mitad superior, como mínimo y pena en grado superior como máximo

De Orden Procesal:

Su aplicación incluye solamente los delitos o infracciones que no hayan sido sometidas a juicios anteriormente.

Prescripción: comienza a contarse el lapso desde la última acción delictiva.

 

Opiniones en contra del delito continuado:

  • Algunos consideran que no debería ser aplicado el delito continuado, porque afirman que no siempre son coincidentes los delitos en cuanto a sus finalidades.
  • Además, afirman que puede resultar agravante para el autor, en algunos casos sin necesidad, por aplicación de subtipos.
  • Incluso solicitan que se extinga la estipulación por la inseguridad jurídica que puede causar.
  • Sin embargo, esto no es del todo cierto, porque también dependerá del enfoque e interpretación que haga el juez, por ejemplo, usando el criterio “pro reo”, pueda limitarse la pena y adecuarla, cumpliendo el fin de ajusticiar adecuada y proporcionalmente.

Conclusión:

En el Código Penal se ha incluido el delito continuado con la razón de sentenciar equilibradamente a un sujeto que ha cometido varios actos, que por sus medios y fines, resultan integrables y considerables como un solo delito. Resultando a su vez, en una sola pena.