Derecho Penal Subjetivo

El Derecho Penal en sí, es una creación normativa, que sirve para la aplicación de medidas coercitivas, -es decir, de fuerza-, hacia la persona que infringe la ley y orden público. Dentro del Derecho Penal podemos ver que está el Derecho Penal Objetivo y el Derecho Penal Subjetivo.

Estas normas, por supuesto, se dictan en pro del debido resguardo y mantenimiento de tal orden y bienestar social, procurando a su vez, incentivar en las sociedades tanto el respeto a los valores humanos, como a lo normado en su protección.

Pero, ¿quién las crea y por qué? Estas preguntas son las que viene a responder el Derecho Penal Subjetivo.

Qué es el Derecho Penal Subjetivo

El Derecho Penal Subjetivo se ocupa de señalar el sujeto o persona que tiene la facultad y responsabilidad de establecer las normativas sobre la materia Penal, así como darles cumplimiento, ejecutando materialmente las penas que se desenlazan tras la realización de un hecho punible. (O sea, una actuación contraria a derecho, calificable como delito).

Quién las crea

La persona, en este caso, como una “ficción” a efectos del concepto, se denomina Estado, pues es la máxima autoridad en un territorio (Nación) determinado. Sin embargo, esta facultad recae en funcionarios públicos que representan políticamente a la ciudadanía de tal nación.

¿Por qué el Estado? Básicamente, es necesario que exista una autoridad para el mantenimiento del orden. Y si bien, todas las personas somos consideradas humanas “iguales ante la ley”, se hace necesaria la creación de una referencia superior en la cual fijarse, cuando dos intereses de igual valor se enfrentan entre sí.

Ius puniendi

Es así, como surge el llamado ius puniendi, o derecho al castigo, a partir del cual se legitima al Estado la tenencia de la potestad para ejercer fuerza (aplicar penas) sobre quienes cometen delitos.

Esta potestad es de gran importancia a efectos de entender los temas de la Justicia Penal, donde es precisamente, exclusiva al Estado la determinación e imposición de condenas penales mediante sentencias.

Diferencia entre el Derecho Penal Objetivo y el Derecho Penal subjetivo

El Derecho Penal Subjetivo, como se ha dicho refiere a una facultad potestativa, que tiene el Estado, porque se le ha conferido en confianza de los ciudadanos para facilitar y garantizar Justicia ante la realización de un hecho delictivo.

Por su parte el Derecho Objetivo, surge en la necesidad de la creación de las normas para consecución de los fines que se propone el Subjetivo. Es decir, el Derecho Penal Subjetivo es imprescindible para la creación del Derecho Penal Objetivo.

Sin embargo, ambos son estrictamente dependientes entre sí, para el funcionamiento y realización de los fines del Derecho Penal. Esto, porque sin la existencia de delitos, el Estado no puede actuar contra ninguna persona, de ninguna manera.