Teorías de la Justicia

Desde tiempos antiguos los seres humanos han resuelto en la convivencia y cooperación, algunas circunstancias naturales para la subsistencia, bienestar y alcance de intereses comunes. Sea esta elección por deseo o necesidad elemental, surge la formación o agrupación social, que llamamos comúnmente Sociedad. Desde aquí se van mirando cuáles son las Teorías de la Justicia.

Como humanos, tenemos características que nos hacen semejantes, orgánicamente al menos,  respecto a nuestra composición y funciones vitales.  Sin embargo, existen otros elementos que dan origen al conflicto de intereses: la mente (perspectivas, preferencias).

Así como podemos unirnos para obtener algo, probablemente nos dividamos para quedarnos con nuestra parte del todo. O por tener otro interés, escojamos asociarnos con algunos y otros no.

Es aquí, donde la sociedad demanda la resolución de tales conflictos, donde a su vez nacen las ideas que componen las teorías de la justicia formuladas para entender y describir los aspectos que dan origen a su existencia, caracteres y funcionamiento.

Todas las Teorías de la Justicia

Teoría del Utilitarismo

Entre las Teorías de la Justicia se encuentra la promovida por Stuart Miller, la teoría del utilitarismo. Esta, nace del proceso ideal donde se concibe a la moral como un aspecto que reúne dentro de sí, la idea de Justicia.

¿Qué quiere decir? No es más que afirmar la dependencia de la idea de Justicia de la Moral, sin la cual no podría existir.

Por otra parte esta Moral, se concibe a su vez como la máxima idea de bienestar y felicidad general. O visto de otro modo, si hace feliz a la mayoría, entonces es considerado moralmente preferible y por tanto justificado.

Algunas de las ideas que subsiguen a la consideración utilitarista:

  • La observancia de la felicidad como el punto máximo de bienestar personal incompatible al sufrimiento.
  • El sufrimiento se supone derivado de una acción incorrecta, injusta.
  • Lo correcto y por ende, justo de hacer, es lo que mayor felicidad cause a una mayoría de personas.
  • Los derechos, son considerados como tales en la medida de la satisfacción que produzcan y la no violación devenga en el bienestar. Ejemplo: Tener una propiedad privada, por cuanto brinda refugio y comodidad, contribuye a la felicidad de los propietarios. En contraposición, si se invade su propiedad, violando su privacidad, es completamente inaceptable en cuanto resulta una acción indeseada.

Teoría Libertarista

Dentro de las teorías de la Justicia, tenemos la impulsada por el filósofo Nozick con el libertarismo. Tal como su nombre lo indica, está basada en la existencia de la libertad como presupuesto de toda idea de justicia.

En consecuencia, esta teoría brinda una protección a la libertad por sobre todas las cosas. Tanto, que se consideran como necesidades de derecho y de justicia, la no intromisión en tales libertades, creando prerrogativas prohibicionistas sobremanera hacia las instituciones públicas como el gobierno, repudiando las ideas de monopolios económico, defiende la existencia de una economía de libre mercado.

Entre aspectos relevantes de las Teorías de la Justicia, se resalta lo siguiente:

  • El fundamento de Justicia, Derecho y hasta cierto punto, extensible al Estado, se basa en la existencia de los derechos negativos (libertades negativas).
  • La inexistencia del Estado no equivale a la inexistencia de Justicia, porque esta última depende de la Libertad, y esta puede ser hallada en los seres humanos en el Estado Natural.
  • Más allá de los no hacer que previene la proclamación de derechos negativos, siempre que se respeten tales, la persona es apta para hacer lo que mejor le convenga para su desarrollo, sin la existencia de un deber de “hacer” bien a otros. Esto, por ejemplo se refleja en la imposibilidad de obligar a nadie al pago de impuestos destinados a la caridad. O más aún el deber de responsabilizarse por los grupos menos pudientes. Obligar al pago de impuestos en sí, sería violar la libertad de disponer libremente sobre la propiedad personal (el patrimonio).

En resumen, esta teoría se encuentra basada en la negativa a la intromisión indeseada de la libertad.

Cualquiera que actúe en beneficio propio, por ejemplo, en la adquisición de una nueva propiedad, sin violentar el patrimonio de nadie más, está actuando de forma justa y correcta dentro de los límites que la libertad ajena le opone.

Teoría de la Equidad

La teoría de la Equidad dentro de las Teorías de la Justicia resulta semejante en parte, la teoría del Utilitarismo, una concepción donde la Justicia va de la mano con el beneficio de la sociedad en general.

Se diferencia, sin embargo, en que no persigue directamente el bienestar o felicidad, como directamente declara Miller, sino que expone, que de manera que la Justicia es igual a la equivalencia, el equilibrio social, mientras menos desigualdades existan, más justa se considerará tal sociedad.

Esto, en otras palabras, implica una distribución impositiva de riquezas sobre los integrantes donde, por deber de contribuir al alcance de una sociedad más Justa, es necesaria la obligación de quienes tengan mayores recursos, a la aportación de los mismos a quienes no.

Entre los efectos de tal Justicia, existirá bienestar mientras se mantenga el equilibrio más adecuado, todas las necesidades se encontrarán satisfechas en la medida de concordancia y proporcionalidad posibles, una constante armonización entre derechos, donde se procura la igualdad de oportunidades para todos.